El pasado 1 de octubre el Ministerio de Defensa ruso anunció la entrega de cuatro helicópteros de combate a Mali. Dos corresponden al modelo Mi-171Sh construido en la Planta de Aviación de Ulan-Ude. Se trata de la versión de exportación de Mi-8AMTSh con sistemas equiparables a los del helicóptero de ataque Mi-24. Otros dos corresponden al modelo Mi-17V5, versión de transporte construida por Kazan Helicopters.

Los helicópteros fueron trasladados desde Rusia a Mali en aviones de transporte Antonov An-124-100 “Ruslan” que hicieron escala en Egipto. Los helicópteros fueron entregados con un cargamento de armamento no guiado donado por Rusia a Mali.