Opération Panthère: Búsqueda y destrucción de yihadistas en el Adrar de los Iforas

Kidal

Las fuerzas francesas en Mali prosiguen los combates en el Adrar de los Iforas, la zona montañosa de la región de Kidal, encuadrados en la denominada Opération Panthère.

Uno de los lugares donde se ha desarrollado la operación francesa es el valle de Ametettaï, lugar donde aconteció la primera baja francesa en combates terrestres y que se encuentra a 50 kilómetros al sur de Tessalit. En esa zona las fuerzas francesas han ido inspeccionando cuevas y escondrijos donde los rebeldes han escondido abundante munición, además de capturar material pesado como un lanzacohetes BM-21 Grad, trez piezas de artillería D-30 de 122m. y una excavadora Caterpillar.

Proyectiles PG-7

Munición

D-30

Según fuentes francesas, todo el material capturado a los yihadistas proviene de origen del ejército maliense y no se ha encontrado material del que se pueda señalar su origen en Libia, en contra de la idea extendida del papelo de los «arsenales de Gadafi» en la presente crisis. Los yihadistas habían preparado a conciencia la zona para los combates, excavando enormes trincheras al lado de la vegetación y donde escondieron material pesado y vehículos embardunados de tierra. Pero a la hora de los combates con las fuerzas francesas no llegaron a emplear el material pesado, viéndose sorprendidos con la rapidez con la que las fuerzas francesas desplegaron gran cantidad de tropas en la zona. La estrategia francesa se basó en una especial vigilancia a los pozos de agua conocidos sabiendo que resultaban imprescindibles para la logística de los yihadistas y tan pronto localizban una concentración de fuerzas enemigas en torno a ellos las atacaban con artillería, helicópteros y aviones de combate.

Por otra parte, las fuerzas francesas acompañadas de fuerzas malienses han realizado operaciones en Tin Keraten, al noreste de Imenas y a un centenar de kilómetros de Gao, con intención de prevenir nuevos ataques islamisas contra la ciudad de Gao. En el transcurso de los combates ha resultado mortalmente herido el cabo primero (brigadier-chef) Wilfried Pingaud, perteneciente al 68º Regimiento de Artillería de África (68e RAA) y que estaba encuadrado como enlace en un batallón maliense.

Los combates en el Adrar de los Iforas se salda con bajas

El macizo del Adrar de los Iforas se convirtió el territorio al que se retiraron los yihadistas en Malí, tal como contábamos en «La guerra en Malí se traslada a las montañas». El pasado día 19 de febrero falleció en combate el suboficial Harold Vormezeele del 2º Regimiento Extranjero de Paracaidistas (2e REP). El sergent-chef Vormezeele servía en el Grupo de Comandos Paracaidistas del regimiento y encontraba realizando una operación de reconocimiento a 50 kilómetros al sur de Tessalit en el momento de su muerte.

Por su parte, un número de militares chadianos que podría estar entre 13 y 23, murieron el pasado sábado 23 de febrero. Al parecer yihadistas capturados hicieron estallar chalecos explosivos que llevaban ocultos. Chad es el país africano con el mayor contigente en Malí y el único que ha ofrecido sus tropas para operaciones de combate.

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑