Segunda contraofensiva yihadista contra Gao

combates en Gao

El pasado jueves 21 de febrero las fuerzas yihadistas en Malí lanzaron un nuevo ataque sobre la ciudad de Gao. Al parecer, un grupo de entre 20 y 40 yihadistas entró en la ciudad en la noche del miércoles. Al menos 15 de los atacantes resultaron muertos tras los combates en el que participaron fuerzas francesas.

mapa acontecimientos de Malí

Además, se produjeron dos ataques con bomba. En el primer atentado una persona resultó muerta y dos heridas en el ataque producido en Kidal. El segundo atentado se produjo el viernes 22 de febrero en Inhalil, en la región de Kidal, y produjo cinco muertos.

Novedades sobre el terreno

Los combates sobre el terreno en Malí se habían centrado en la «zona roja» que delimitaba el territorio controlado por el gobierno y por los rebeldes. Esa zona es atravesada por una carretera que marcó el avance de los rebeldes. Desde Douentza, la última localidad en su poder, lanzaron una ofensiva que les permitió tomar Konna pero desató la respuesta internacional.

La intervención francesa permitió al ejército de Malí retomar Konna. Aunque sólo el primer día reconoció 11 muertos y 60 heridos. Pero mientras la atención estaba puesta en esa zona del país, fuerzas rebeldes realizaron un rodeo atravesando territorio mauritano para entrar de nuevo en Malí mucho más al oeste de la zona de despliegue francés hasta tomar la localidad de Diabaly. Este nuevo frente llevó a las autoridades francesas a ordenar la evacuación de sus ciudadanos de la ciudad de Ségou y al refuerzo precipitado del componente terreste de la Operación Serval. De los 600 soldados franceses se pasará a 2.500. 20 vehículos blindados VAB han sido trasladados a Bamako mediante 2 C-17 británicos (Operación Newcombe) y 2 An-124 de empresas privadas rusas.

Por su parte, fuentes locales en la ciudad de Gao informaron de que tras los bombardeos el ambiente de férreo control social impuesto por los islamistas se ha relajado. Se ha llegado a celebrar la intervención militar francesa pero se vive con temor ante la reacción de los grupos islamistas, que ya no están tan presentes en las calles.

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑