Al Qaeda en el Magreb Islámico financiada con rescates europeos

24803El pago de rescates para liberar ciudadanos europeos secuestrados en el Sahel es un asunto de sobra conocido.  Pero recientemente Rukmini Callimachi, periodista del New York Times, publicó una investigación sobre el asunto, documentando pagos por un total  superior a los 100 millones de dólares. La disposición a pagar ha llevado que si en 2003 se valoraba el rescate de un rehén en 200.000 dólares diez años después se llegue a pagar 10 millones de dólares. El secuestro de ciudadanos occidentales se ha convertido en un negocio muy lucrativo en el que existe coordinación con el núcleo central de Al Qaeda. El criterio de gobiernos como el de Estados Unidos y Reino Unido de no pagar rescates ha llevado a que el objetivo prioritario sean ciudadanos de países como España, que sí paga.

Publicado un vídeo de rehén francés en manos yihadistas

Al Qaeda en el Magreb Islámico ha publicado un vídeo donde aparece el empresario francés Serge Lazarevic, que lleva dos años de cautiverio en manos de los yihadistas. Lazarevic fue secuestrado en la ciudad maliense de Hombori el 29 de noviembre de 2011 junto con el geólogo Philippe Verdon, que fue asesinado en julio de 2013. En el vídeo solicita al presidente francés Hollande que haga lo posible por su liberación y se queja de problemas de salud. Es el último rehén francés que queda en manos yihadistas.

AQMI reivindica la muerte de los dos periodistas franceses en Mali

Sahara Media, un medio de comunicación on-line mauritano, recibió el miércoles 6 de noviembre un comunicado de Al Qaeda en el Magreb Islámico reivindicando la muerte de los dos periodistas de Radio France International el pasado sábado día 2. En su comunicado Al Qaeda en el Magreb Islámico señala la acción como una represalia por las acciones francesas en Mali. Se sospecha de que el secuestro y asesinato ha sido cometido por un grupo liderado por Abdelkarim al-Targui, nativo de la región de Kidal.

Dos periodistas franceses asesinados en Mali

Claude Verlon y Ghislaine Dupont, periodistas de Radio France International, fueron secuestrados y asesinados el pasado sábado 2 de noviembre en Kidal, al norte de Mali. Ambos periodistas acumulaban una larga trayectoria cubriendo conflictos africanos. El secuestro se produjo en la puerta de la casa de un líder tribal que acababan de entrevistar. Ningún grupo ha reivindicado la autoría. Fuerzas francesas lanzaron una operación para localizar a los autores y siete investigadores se desplazaron desde Francia al país. Alrededor de 200 soldados franceses estaban desplegados en la zona, manteniendo su base en el aeropuerto de Kidal. El martes 5 fueron reforzados con 150 soldados trasladados desde el sur del país. En la zona se encuentra un batallón senegalés con vehículos Casspir y 200 soldados malienses.

Liberados los cuatro rehenes franceses secuestrados en Níger

Los cuatro último ciudadanos franceses secuestrados en Níger que permanecían en manos de los yihadistas fueron puestos en libertad ayer. Los ministros franceses de Asuntos Exteriores y Defensa acudieron a Niamey para encontrarse con los liberados, que habían sido secuestrados en septiembre de 2010. Al Qaeda en el Magreb Islámico reclamaba 90 millones de euros por ellos.

El ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, declaró que no hubo «rescate» o «asalto», reiterando que la postura del gobierno Hollande es no pagar rescates a secuestrados. El ministro insistió en el papel decisivo del presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, para la liberación de los rehenes. Sin embargo, la prensa francesa especula que pudo haber pago de rescate por parte de las empresas para las que trabajaban los rehenes, Areva y Vinci.

La crisis en In Amenas vista por los rehenes occidentales

El diario The Guardian ha reconstruido la crisis de los rehenes en la planta gasística de In Amenas (Argelia) a través de los testimonios de los supervivientes. Muchos de ellos lograron esconderse en algún lugar del enorme complejo, compuesto por varias instalaciones que los secuestradores no llegaron a controlar por completo. De ahí que las autoridades de los países occidentales dieran datos tan confusos sobre el número real de trabajadores atrapados en la planta, ya que querían evitar que los secuestradores conocieran de la existencia de todos aquellos que estaban escondidos. Algunos lograron escapar por sus propios medios y se sospecha que entre los desaparecidos pueden estar rehenes que llegaron al desierto sólo para morir allí perdidos.

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑