El pasado 30 de junio de 2010 la Defense Security Cooperation Agency informó de la solicitud de Túnez paraa adquirir 12 helicópteros SH-60F de segunda mano junto con repuestos y asistencia técnica. El SH-60F es la versión SAR y se diferencia de los SH-60B Lamps III españoles porque su capacidad antisubmarina es secundaria.

La caída del régimen tunecino ha hecho súbitamente descubrir su naturaleza a la prensa occidental. El anterior régimen de Túnez era receptor de ayuda militar estadounidense. Las fuerzas armadas de Túnez disponen, por ejemplo, de cazabombarderos F-5E Tiger II y carros de combate M60A3 que forman la fuerza principal de su fuerza aérea y ejército.

El cambio de sistema político ha sembrado dudas sobre el futuro del pedido no estando claro siquiera si llegó finalmente a firmarse el contrato.