El pasado 18 de marzo presentábamos la Trans-Sahara Counter Terrorism Initiative, un programa de ayuda militar estadounidense a los paí­ses del Sahel en el contexto de la “guerra contra el terrorismo”.

Recientemente el International Crisis Group ha presentado un informe de 42 páginas sobre la plausibilidad de una amenaza yihadista en el Sahel.

Las conclusiones que se anticipan son interesantes, ya que apuntan a lo que sospechábamos en Flanco Sur: Un movimiento geoestratégico dictado no tanto por la amenaza terrorista que por otros intereses más prosaicos.