El pasado 23 de octubre la empresa francesa DCNS (Direction des Constructions Navales Services) anunció la venta a Marruecos de una fragata de clase FREMM. El anuncio coincidió con la vista a Marruecos del presidente francés Nicolas Sarkozy.

El viaje se saldó con varios acuerdos comerciales, entre los que destacan un acuerdo en el campo de la energía nuclear y la construcción de un tren de alta velocidad entre Casablanca y Tánger por un montante de 2.000 millones de euros. Dentro de los acuerdos y en el plano militar se incluye además la modernización de 25 helicópteros Puma y el de 140 vehículos blindados de los que no se especifica modelo.