La crisis política en Costa de Marfil, que ha provocado cerca de tres centenares y pone al país al borde otra guerra civil, ha llevado a las armadas sudafricana y holandesa a desplegar buques de guerra frente a Costa de Marfil.

En el caso de la marina sudafricana se trata del buque de apoyo logítsico SAS Drakensberg y en el caso de Holanda se trata del buque de apoyo logístico HNLMS Amsterdam. Ambos países justifican la decisión por la necesidad de estar listos para evacuar civiles.