Dado los considerables problemas para evacuar ciudadanos por vía aérea los gobiernos británicos y holandés han mandado una fragata a las costas de Libia.

En el caso británico se trata de la fragata británica HMS Cumberland que se encuentra en el Mediterráneo oriental. En el caso holandés se trata de la fragata HNLMS Tromp, que estaba camino del Océano Índico y que llegará a aguas libias el viernes 25.