El Secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, visitó hace poco Mauritania para tratar asuntos de terrorismo, narcotráfico y emigración irregular.

El gobierno español se ha mostrado más sensible con la amenaza terrorista en Mauritania tras el secuestro a finales de 2009 de tres ciudadanos españoles que terminaron en manos de Al Qaeda en el Magreb Islámico.