Tras cinco años desde la firma del contrato en 2006 debido a problemas industriales que estuvieron a punto de poner fin al proyecto del Yaklovev Yak-130, la factoría rusa Irkut ha comenzado la entrega de los primeros ejemplares a Argelia el pasado mes de noviembre. El entrenamiento de los pilotos argelinos empezó tiempo atrás y el pasado mes de septiembre hicieron su primer vuelo solo.

El pedido argelino se eleva a 16 aparatos y servirán de entrenadores avanzados.