Durante su visita a Cabo Verde, el almirante jefe de la armada brasiselña mostró preocupación por el aumento de la piratería en el Golfo de Guinea y manifestó que su país sigue con atención el fenómeno. Brasil mantiene intereses económicos en los países de la África lusófona y es miembro observador del programa African Partnership en el que también participa España.