El ciudadano italiano Franco Lamolinara y el británico Cristopher Mc Manus, trabajadores de la empresa constructora Stabilini, fallecieron en el inteto de rescate llevado a cabo por el Special Boat Service en Nigeria. Los dos europeros habían sido secuestrados en la localidad nigeriana de Birnin Kebbi, capital del estado de Kebbi (al noroeste del país) y estaban en manos del grupo islamista Boko Haram.

La operación se precipitó cuando la vida de los rehenes corría un peligro inminente. Al parece la operación fue liderada por militares nigerianos y ejecutada de una forma que levantó protestas entre los británicos.