Ante la situación de grave sequía que sufre el país y que trae el riesgo de hambrunas el embajador de Qatar anunció en una entrevista con el presidente de Mauritania la entrega de 10 millones de dólares como ayuda humanitaria. Mientras que la embajada de Estados Unidos anunció un fondo de 5 millones destinado al mismo problema, de los que 2 millones serán gestionados por la ONG World Vision.