Tras los contactos entre los gobiernos británico y francés, la oficina del primer ministro británico ha anunciado que la aportación del Reino Unido a la intervención militar en Malí consistirá en dos aviones de transporte C-17 Globemaster III que servirán para trasladar a las fuerzas y materiales que otros países aporten.