El congreso libio ha decidido crear su propia fuerza de seguridad armada al margen de las fuerzas armada y la policía dado el actual clima de inseguridad en el país y la incapacidad de las anteriores de proveer seguridad a la institución.