Tras el asalto a la instalación de BP en In Aminas (Argelia) que saldó con varios ciudadanos británicos muertos, el gobierno británico ha puesto en alerta a elementos de sus fuerzas armadas. Según The Guardian, elementos de las fuerzas especiales británicas y el MI6 ya estarían en Malí sin órdenes de entrar en combate. El Reino Unido podría sumar a su contribución a la operación francesa en Malí el despliegue de aviones Sentinel.