El 33º Regimiento de Cazadores Paracaidistas, los “boinas roja”, constituyeron la guardia del depuesto Amadou Toumani Touré e intentaron un fallido contragolpe. Recientemente se produjo un tiroteo en las instalaciones del 33º RCP en el que murieron varios familiares de miembros del regimiento. Qué papel darle a la unidad en el ejército maliense, necesitado de personal tras las deserciones al bando tuareg, había quedado pendiente. Se ha anunciado que la unidad será reformada. En Bamako se mantendrá una compañía de mando e instrucción, mientras que sendas compañías serán enviadas a Tombuctú y Gao.