Las fuerzas francesas en Mali han lanzado una operación de limpieza en la región del “bucle del Níger” (entre Gao y Timboctú) en búsqueda de insurgentes islamistas denominada operación “Hydra”. Se trata de la mayor operación de este tipo en varios meses y supone un esfuerzo multinacional. A los 600 soldados franceses desplegados se unen 600 soldados malienses y 300 africanos de la fuerza multinacional MISMA.

Recientemente tuvo lugar un atentado terrorista en el que murieron dos soldados chadianos y varios civiles resultaron heridos en la ciudad de Tessalit, al norte Mali. La falta de seguridad plena en el país ha retrasado el repliegue francés, que aspira a pasar de 3.200 soldados a sólo 1.000 el próximo mes de febrero. Mientras, la fuerza multinacional africana no suma sino la mitad del objetivo de 12.000 soldados.