Dos helicópteros Bell 412EP que fueron incautados por la aduana de Nigeria en el aeropuerto de Lagos, fueron transferidos a la fuerza aérea del país el día 27 de enero. Las autoridades nigerianas no han revelado la identidad de los dueños de los helicópteros pero según el diario Punch los helicópteros fueron adquiridos por el estado de Rivers para vigilancia de instalaciones petroleras. Tras su inmovilización en las aduanas las autoridades de Rivers habrían terminado por donarlo a la fuerza aérea.