Durante los últimos días se han sucedido las noticias de políticos, diplomáticos, militares y jefes policiales libios que declaraban su oposición al gobierno, especialmente en la región de Cirenaica. Pero aparte de los combates en la capital y las celebraciones en las ciudades liberadas no trascendía ninguna noticia sobre la evolución de la crisis.

Este fin de semana han empezado a aparecer señales de que las fuerzas contrarias al régimen se empiezan a organizar con cuadros de mando militares para trasladar fuerzas desde las zonas liberadas hacia Trípoli, donde los manifestantes se han enfrentado a piedras contra los grupos armados del régimen. La presencia de subsaharianos está cada vez más documentada. Mientras que siguen los rumores sobre la llegada al país de pilotos ucranianos y serbios.