Saif al-Islam Gaddafi, a pesar de haber dicho que la situación del país era tranquila, ha aparecido arengando a los leales del régimen fusil en mano.

Lo interesante de la grabación es que sostienen en su mano un fusil de asalto Heckler & Koch G-36. Es la primera vez que se ha visto en Libia.