Al Qaeda en el Magreb Islámico liberó la semana pasada tres rehenes. Se trata de trabajadores de la empresa pública francesa Areva dedicada a la extracción de uranio en Níger secuestrados el pasado mes de septiembre. Los tres rehenes tienen nacionalidad francesa, togolesa y malgache. Quedan todavía en poder de los secuestradores cuatro ciudadanos franceses.

La noticia ha sido anunciada de forma discreta dada la preocupación del gobierno francés por la suerte del resto de rehenes.