Tres embarcaciones libias fueron hundidas o puestas fuera de combate el 28 de marzo según anunció la U.S. Navy. Un P-3C Orion disparó un misil AGM-65F Maverick contra una patrullera libia de 12 metros identificada como la “Vittoria.” Mientras que un A-10 Thunderbolt II de la fuerza áerea destruyó con su cañón otra embarcación menor y obligó a ser abadonada una segunda.

Considerando su tamaño y comparándolas por ejemplo con las patrulleras PV30-LS de 30 metros compradas a Croacia se pueden considerar embarcaciones de escasa capacidad combativa.