Los países de África Occidental cuentan con los recursos naturales como su principal fuente de ingresos. La sobrexplotación de los recursos pesqueros o la destrucción de los bosques empobrece a las poblaciones locales y fuerza flujos migratorios. Así que es importante el acuerdo entre la Unión Europea y Liberia para preservar sus bosques, que se convirtió en objeto de sobreexplotación durante las guerras civiles, como la denuncia hecha por Greenpace junto con pescadores de Mauritania y Senegal sobre la sobrepesca en la zona.