Dos terroristas suicidas participaron en un atentado el sábado 16 de julio en la región de la Kabilia argelina. El primer terrorista hizo detonar un coche bomba frente a un cuatel de policía. El segundo, abordo de una motocicleta, hizo detonar la segunda según acudieron al lugar lo hizo a la llegada al lugar de policías y personal médico. Murieron cuatro personas, incluyendo tres policías.