La defensa antiaérea ha sido siempre uno de los puntos débiles de las fuerzas armadas marroquí dotada sólo de sistemas de corto alcance, algunos obsoletos.

El pasado mes de junio se conoció la solicitud de Marruecos para comprar a Estados Unidos 8 radares de vigilancia aérea AN/MPQ-64F1 Improved Sentinel.