El pasado 17 de mayo la the Defense Security Cooperation Agency notificó al Congreso de los Estados Unidos la posible venta de 20 misiles aire-aire AIM-9X-2 “Sidewinder” junto con equipos de entrenamiento, respuestos, formación y apoyo logístico por un valor de 50 millones de dólares.