El presidente argelino Abdelaziz Buteflika anunció el pasado 18 de diciembre que las próximas elecciones argelinas tendrán lugar con una “pluralidad sin precedentes”. Observadores de Naciones Unidas, la Unión Europea, la Unión Africana y otras organizaciones internacionales serán invitadas a enviar observadores.

Argelia se ha visto libre de las convulsiones de la “Primavera Árabe”, entre otras cosas por el enorme aparato de seguridad del Estado tras dos décadas de enfrentamientos al terrorismo islamista.