Angela Merkel ha declarado que la situación en Malí es una amenaza para Europa. La ayuda alemana se concretará en dos aviones de transporte C-160 Transall que constribuirán al traslado de fuerzas de la CEDEAO a Malí.

Por su parte, el ministro de asuntos exteriores italianos señaló la “urgencia absoluta de enviar una misión de 250 instructores en Bamako para contribuir a la formación y entrenamiento del ejército de Malí” que ahora “no ha sido capaz de hacer frente a la situación”. Y declaró la intención de su país de proporcionar ayuda logística.