Tras una semana de bombardeos sobre Diabaly (provincia de Ségou) que forzaron a las milicias islamistas huir, las fuerzas francesas finalmente entraron en la localidad acompañadas de tropas malienses y gran número de periodistas.

Por otro lado, informa la BBC que las fuerzas islamista evacuaron Douentza, localidad situada en la carretera N15 entre Mopti y Gao. Serían las primeras posiciones en la línea de frente previa a la intervención francesa que abandonan los islamistas. Como en el caso de Diabaly no se produjeron combates, sino que fue sometida a bombardeos por la aviación francesa.