Una bomba compuesta por varios recipientes metálicos cargados con un total de 600 kilos de explosivos fue desactivada hoy miércoles por fuerzas francesas en Gao.

Los zapadores franceses han estado haciendo explotar de forma controlada munición abandonada en Gao.