El primer ministro libio Ali Zeidan anunció recientemente en una rueda de prensa que visitará Rusia y que ya lo ha hecho Mahmoud Jibril, ex-primer ministro. En la agenda estará la modernización del armamento de origen soviético que las fuerzas armadas libias cuentan como legado de la era Gadafi. El gobierno libio también contactará con Ucrania para ello. Frente a los que pensaban que Libia renovaría sus arsenales comprando a los países que contribuyeron a la caída de Gadafi, según Ali Zeidan, Libia antepondrá el “interés nacional” por encima de todo.