El pasado 11 de marzo el ministro de Interior nigeriano anunció su intención de que la vigilancia de fronteras en el norte del país sea reforzada con medios aéreos ante la persistencia de la insurgencia yihadista en ese área del país. Precisamente las matanzas de Boko Haram contra civiles, 166 muertos en cuatro días, llevó al mariscal del aire Adesola Amosu a participar en un misión de ataque aéreo contra campamentos yihadistas llevada  cabo por el 75º Grupo Aéreo. Su intención era “dar ejemplo” ante las críticas por el escaso número de misiones CAS e ISR voladas por la fuerza aérea nigeriana en apoyo del ejército de tierra.

Mariscal del aire Adesola Amosu
Mariscal del aire Adesola Amosu

El mariscal del aire Adesola Amosu se graduó como piloto de Alpha Jet y llegó recientemente al puesto de comandante en jefe de la fuerza aérea nigeriana, a la que pretende dar nuevos aires.