El pasado mes de noviembre circuló la noticia de que Marruecos se había incorporado a la coalición internacional contra el Estado Islámico aportando varios aviones de combate F-16C Block 52+. Según afirmaba El Confidencial Digital, el despliegue marroquí estaba siendo seguido atentamente por las fuerzas armadas españoles ya que era una prueba de la operatividad alcanzada por los nuevos aviones marroquíes. Además, se apuntaba que la aportación marroquí podría permitir a Rabat negociar contraprestraciones a Washington.

B6DOWgbIEAAStVb.jpg large

La revista del Estado Islámico acaba de publicar una “entrevista” con el piloto jordano capturado a las afueras de Ar Raqqa (Siria). El piloto menciona la presencia de los F-16 marroquíes, lo que sería una de las primeras confirmaciones del despliegue.