El pasado sábado 3 de enero el grupo insurgente yihadista Boko Haram atacó una base militar en Baga, en el noreste del país y a orillas del lago Chad. Llegados en vehículos Toyota Hilux y motos, los yihadistas tomaron la base militar, que fue abandonada por los soldados que pertenecían a la MNJTF (Multi-National Joint Task Force), una fuerza regional integrada por militares de Nigeria, Níger, Chad y Camerún. Algunos soldados murieron ahogados tras internarse en el lago y otros huyeron despojándose de sus uniformes.