En el mes de marzo de 2019 la Defense Security Cooperation Agency estadounidense anunció que el Departamento de Estado había autorizado un contrato de modernización para los F-16C Bloque 52 marroquíes valorados en 985,2 millones de dólares. El contrato incluía  26 radares APG-83, 26 cascos Joint Helmet Mounted Cueing System II, 26 pods AN/AAQ-33 Sniper y otros equipos. Este programa de modernización venía acompañado de la compra de 25 aviones F-16C Block 72 adicionales y otros tantos programas de compras marroquíes, después de que en el año 2019 aumentara el presupuesto de defensa marroquí en un 29%.

F-16V de Baréin.

La gran duda que surge es dónde va a sacar Marruecos dinero para pagar todos los programas de defensa en los que se ha embarcado. La compra a MBDA de un sistema de armas, posiblemente el misil tierra-aire MICA-VL, está supeditada a un préstamo otorgado a Marruecos por el banco francés BNP Paribas.

El pasado mes de julio Africa Intelligence informó de que el programa de modernización de los F-16C Bloque 52 queda congelado momentáneamente debido a la recesión económica provocada por la pandemia global. Y apunta que la vecina Argelia ha reducido sus gastos en defensa por primera vez en una década.