En medio del conflicto que sufre el país, la denominada Segunda Rebelión Tuareg, el gobierno de Malí ha destituido al jefe de las fuerzas armadas, la fuerza aérea, la policía y la gendarmería nacional.