Un equipo de ingenieros de Repsol están evaluando los daños en El Sharara, el mayor campo petrolífero de la empresa en Libia, que se ha visto afectado durante la guerra civil.