El pasado martes 21 un grupo de Al Qaeda en el Magreb Islámico identificado como la “brigada Al Vourghan” atacó un puesto de la Gendarmería mauritana cercano a la frontera con Malí. Los atacantes, un grupo de cinco terroristas, se retiraron al desierto en vehículos 4×4 con armamento y munición después de hacer arder el puesto policial y llevarse secuestrado al oficial de la gendarmería Ely Ould Cheikh.