La Defense Security Cooperation Agency estadounidense anunció el 18 de junio de 2012 que se ha autorizado la exportación a Marruecos de 200 carros de combate M-1A1 Abrams reconstruidos a una configuración llamada “Special Armour” que podría ser equivalente a la adquirida por Iraq. Se trata de ejemplares de segunda mano considerados “Artículos de Defensa excedentes”.

El contrato de exportación se elevaría a los 1.015 millones de dólares e incluye material de dotación de los vehículos (radios y ametralladoras), munición para el cañón (HEAT y APFSDS), munición SLAP-T para la ametralladora, botes de humo, respuestos y asistencia técnica in situ por 5 años.

Según Defense Industry Daily las noticias de la adquisición de carros de combate de origen chino fue sólo una exageración hecha a partir de las especulaciones sobre la presencia en Marruecos de tres VT1A para demostraciones y pruebas.