El gobierno de Malí anunció que sus fuerzas militares retomaron el sábado 12 la ciudad de Konna tras violentos combates. Habitantes de la ciudad hablan de decenas de muertos entre las filas de los islamistas, que el jueves 10 habían tomado la ciudad tras una ofensiva que rompió el status quo de la presente crisis.

Este primer éxito de la contraofensiva gubernamental ha sido atribuido a la intervención militar francesa.