Mientras la comunidad internacional se dedice sobre cómo intervenir en la crisis de Malí, los rebeldes islamistas han lanzado una ofensiva desde sus bases en Azawad en dirección suroeste. Los combates tenían lugar en torno a la localidad de Konna, en la provincia de Mopti.