Argelia ha procedido a bloquear su larga frontera con Malí para prevenir el ingreso de islamistas huyendo de la operación militar francesa. Los ciudadanos de la zona han sido advertidos de que las fuerzas argelinas tienen órdenes de disparar a matar.