Ante los acontecimientos en Túnez, con ataques de la insurgencia islamista y choques con las fuerzas de seguridad, las autoridades argelinas han declarado el estado de máxima alerta y han movilizado 12.000 hombres del ejército, fuerzas especiales y gendarmería. Ya en la pasada primavera las fuerzas argelinas lanzaron una operación militar en el área montañosa de Chaambi para impedir el paso de yihadistas argelinos a Túnez.

Por otro lado, las autoridades argelinas informaron de de un choque con yihadistas en la provincia de Tamanraset el pasado día 16 de octubre en el que murieron tres terroristas y dos fueron detenidos. Uno de los detenidos es Bousad Hammadi, alias “Hamadi”, líder de uno de los batallones saharianos de Al Qaeda en el Magreb Islámico. El otro detenido es un ciudadano maliense.