Un Mil Mi-35 de la Fuerza Aérea de Nigeria se estrelló el pasado 21 de julio en un vuelo de entrenamiento en el estado de Borno al norte del país. En el accidente murieron dos de los tres tripulantes.  Las autoridades han descartado que se trate de un derribo llevado a cabo por la insurgencia yihadista de Boko Haram.

La fuerza aérea de Nigeria contaba originalmente con seis Mi-35P, de los que entre accidentes, tormentas y problemas de mantenimiento quedaron sólo dos operativos. Este año, el gobierno asignó una partida presupuestaria para la compra de una nueva partida de seis Mi-35M. No queda claro si el helicóptero estrellado pertenece al lote original o se trata de uno llegado este año.