La revista AirForces Monthly en su número de junio informó que el 28 de marzo el constructor aeronáutico canadiense Bombardier anunció que un cliente no identificado ha pedido un lote de 4 aviones CL415. Se trataría de un cliente que ya posee un ejemplar. Todo apuntaba a que se trata de Marruecos, que recibió en febrero de 2010 un ejemplar.

La msima revista en su número de julio informaba del paso por Groenlandia, Islandia, Reino Unido y España de un Bombardier 415 marroquí con matrícula CN-ATN, lo que vendría a ser la confirmación de que Marruecos es el “misterioso” cliente. El contrato incluye tres aviones adicionales con la previsión de que el último sea el último de los cuales será entregado en 2013.