“El desgobierno y la anarquía de las milicias hunden a Libia en el caos” titula El País mientras Juan de Herat recoge un buen puñado de noticias sobre violaciones de los derecho humanos cometidas por las milicias. Médicos Sin Fronteras dejará de trabajar en las cárceles libias por ello.

Mientras, el ABC insiste con otra noticia de cómo las armas “desaparecidas” durante el conflicto libio están apareciendo en África Occidental, añadiendo un factor de desestabilización mayor a la zona.