Las autoridades francesas han entrado en un piso propiedad de “Teodorín” Obiang en París por una investigación de la Oficina Central para la Represión de la Delincuencia Financiera incautándose objetos de lujos de considerable valor. El hijo del dictador ecuatoguineano es famoso por llevar una vida de lujo extravagante y por las comisiones que gana de las empresas extranjeras que hacen negocios en el país.