El pasado día 12 de julio de 2012 se estrelló se estrelló poco después de su despegue en Nuakchot un Harbin Y-12 II Turbo Panda de la fuerza aérea mauritana. Fallecieron los dos pilotos, dos agentes de aduanas y tres guardias de seguridad que tenían como destino una mina de oro en Tasiast. El vuelo había sido contratado por la empresa que explota la mina, la canadiense Kinross Gold Corp, y tenía como objetivo recoger oro.

La fuerza aérea mauritana recibió dos Y-12 II en septiembre de 1995. En abril de 1996 se perdió el primero en un accidente. Se da la circunstancia de que Mauritania recibió de China un tercer avión de transporte, un Xian Y7-100C, que también se perdió en un accidente en mayo de 1998.